Lo más importante a la hora de montar un bar son las ganas. Sí, la ilusión juega un papel muy importante en la apertura de cualquier negocio. Si cuentas con ello, trabajando duro y siguiendo los consejos de este post estamos convencidos que llegaremos al tan deseado éxito.

Debemos tener en cuenta que durante el camino es muy probable que cometamos algún error. Seguidamente vamos a enumerar algunos de los más comunes para que los intentéis evitar.

Los errores más habituales son:

  1.  No dedicar suficiente tiempo a pensar en el proyecto. Es primordial plantearse todas las opciones que se os ocurran, aún así siempre hay situaciones que suceden sin antes habérnoslas planteado.
  2. No tener en cuenta al cliente a la hora de elaborar el proyecto, sino pensar en única y exclusivamente en lo que queremos nosotros.
  3. No analizar la situación real en que se encuentra el proyecto, ni planear una estrategia de futuro. Es fundamental hacer antes un estudio, es decir, analizar las Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades que tiene y/o puede tener nuestro proyecto.
  4. No tratar de diferenciarse del resto de bares que ya existen. Al ser una apuesta nueva, debemos mirar de destacar por algún motivo, el que sea, pero destacar. Y para mejor, obvio.
  5. Pensar que sólo con reventar precios tendremos el éxito asegurado. Recordad que la calidad también hay que pagarla.
  6. No tener en cuenta que cuando abrimos un negocio de restauración propio le deberemos dedicar muchas, muchísimas horas. Y más al principio.

Una vez citados los errores más habituales, os hablaremos de los 5 secretos para que tu bar funcione.

  1. Primero de todo hay que hablar del concepto. Cuando hablamos de concepto nos referimos a la idea que tenemos de lo que va ser nuestro negocio. Debemos tener en cuenta varias cosas en este punto, como por ejemplo cómo será la decoración del bar, con qué tipo de mobiliario nos gustaría contar, la iluminación perfecta para el ambiente que deseamos crear, la oferta gastronómica que vamos a ofrecer, etc. Todo, absolutamente todo deberá ir acorde.
  2. También es muy importante tener en cuenta el perfil del cliente final, o lo que sería lo mismo, el cliente que queremos que frecuente nuestro local. No debemos intentar gustar a todo el mundo, eso es imposible. Lo más inteligente será saber las necesidades y/o gustos del cliente que deseamos que venga a nuestro bar y centraros en satisfacerle para que repita asiduamente.
  3. Si lo que queremos es diferenciarnos, no solo deberemos tener una oferta gastronómica de buena calidad/precio e intentar que sea original, sino que también deberemos ofrecer al menos un producto estrella, es decir, un producto que destaque por encima de todos los demás y que nos sirva de reclamo para que la gente quiera venir a nuestro local. Un buen ejemplo serian las patatas bravas. Prácticamente en todos los bares ofrecen la opción de comerte una tapita de patatas bravas, pero debemos usar la imaginación e hacer que las nuestras sean especiales y que la gente decida venir a nuestro bar para comer las que preparamos nosotros. Las nuestras deben ser las mejores de la zona.
  4. No nos olvidamos del personal. De nada sirve tener una carta de 10 si luego los platos se sirven a destiempo, el trato de los camareros es arrogante e impertinente o tardan mil horas en tomar nota a los comensales. Contar con personal profesional es garantía de éxito.
  5. Otro factor muy importante a tener en cuenta con la apertura de un bar son las máquinas recreativas. Es una opción que siempre deberíamos valorar. Cuando abrimos un bar/restaurante, los gastos son muchos y la mayoría de ellos los tendremos que afrontar de golpe. Una buena manera para financiarnos es contar con la ayuda de las empresas operadoras de máquinas recreativas que te financiaran a partir de la recaudación semanal. Este dinero te vendrá muy bien para pagar tus facturas, de hecho son muchos los bares que viven exclusivamente de este concepto.  Escoger la empresa operadora no es tarea fácil dado que debes tener en cuenta muchos factores. Te recomendamos  leer nuestros post pasados dedicados exclusivamente a explicar los aspectos a considerar, y el primero de todos se titula: el tamaño importa!. 

Si os ha gustado este post podéis seguirnos en Facebook, Twitter y Google+  para no perderos detalle de todo lo que vamos publicando en nuestras redes sociales.