¿Pongo una máquina recreativa en mi bar?

Quizás esta pregunta te haya surgido porque estas ultimando los detalles de tu nuevo bar, cafetería o bar de copas.

Si empiezas en esto de la hotelería, muy probablemente te habrás dado cuenta que es una tarea compleja llegar a fin de mes, es por eso que muchos optan por instalar maquinas recreativas en su establecimiento y así, ganar algo de dinero extra fijo cada mes.

Antes de lanzarte a la piscina, es bueno valorar qué tipo de máquinas están marcando tendencia en el mercado, qué juegos están en auge y con qué máquinas suelen pasar más tiempo los usuarios.

Aunque parezca sorprendente, las características geográficas de tu local tendrá mucho que ver en esto. Los intereses de los usuarios del centro de Barcelona, no son los mismos que los de Tarragona y ni siquiera los de Montacada y Reixac por muy cerca que pueda parecer.

¡Pero no te preocupes! Nosotros te podemos echar una mano con eso.

Las máquinas tragaperras llevan calando mucho en la cultura del entretenimiento y el ocio en España. Muchos clientes de bares, aseguran que eligen un establecimiento dependiendo de si dispone o no de máquina en la que poder echar algo de monedas sueltas.

Tanto es así, que también se ha dado el caso de que una máquina recreativa fidelice a un usuario y que este solo quiera jugar a esa máquina en concreto. Esto se debe a varios factores, uno de ellos puede ser que en un día de suerte, ese usuario ganó una buena partida y crea que ese terminal le trae suerte o bien sea porque lleva muchos años siendo cliente de un establecimiento y guarda un especial cariño con esa máquina.

En este punto es bueno recordar que desde Jomesa defendemos el juego responsable y somos consciente de la adicción que pueden llegar a provocar las máquinas. Es labor del usuario concienciarse de que se trata de un mero entretenimiento y no se debe entender como una fuente de ingresos fáciles. No se debe dejar nada en manos del azar.