Cómo aumentar los beneficios de tu bar con máquinas recreativas

La hostelería es cada vez más complicada y tener un negocio en este sector (un bar, una cafetería, restaurante, un bar de copas, etc.) supone todo un reto, sobre todo si tenemos en cuenta la gran cantidad de competidores que encontramos en el mercado.

Y no solo eso, sino que también hay que hacer frente a gastos que suman más que restan (costes de proveedores, de personal, de suministros, de facturación…) Por eso, es habitual que los ánimos decaigan y cada vez haya un mayor esfuerzo en encontrar una vía de escape que nos ayude a mejorar nuestros beneficios pero también a diferenciarnos de la competencia.

Y en este sentido, instalar máquinas recreativas es una opción muy recurrente y solicitada para aumentar los beneficios de un bar. Te contamos cuáles son las principales ventajas.

Un elemento imprescindible

Si nos imaginamos un bar donde nos sintamos a gusto, de los de siempre, donde hayamos ido con nuestros padres o abuelos alguna vez, seguro que se nos vienen a la cabeza diferentes elementos de su estructura: una barra, un expositor de cristal con las tapas del día, bufandas de equipos de fútbol… y máquinas recreativas.

El ser humano es un ente fiel a las costumbres y de ahí que se sienta arraigado a objetos y lugares vinculados a diferentes emociones. Las máquinas recreativas han formado parte de nuestra vida desde que tenemos uso de razón al ver a las personas que más queremos echando alguna partida en el bar de siempre. Y esa sensación genera, primero, satisfacción en la clientela; y luego, repetición y fidelidad.

Un objeto fiel a la moda vintage

Las máquinas recreativas tuvieron una época dorada muy marcada en la Historia entre los años 80 y 90. Hoy en día se están recuperando tendencias de esas décadas no solo en moda o decoración, sino también en costumbres y entretenimiento. De ahí que el arcade haya resurgido con más fuerza que nunca y sea un elemento de atracción de las nuevas generaciones interesadas en rescatar las formas de vida del pasado.

Si potencias este tipo de máquinas en tu bar estarás llamando la atención de esta nueva clientela aficionada al estilo vintage. Además, es un reclamo importante que nos puede ser útil a la hora de promocionar el negocio en redes sociales, por ejemplo.

Un beneficio fijo

Este punto, sin duda, es el más importante a tener en cuenta. Interesa tener máquinas recreativas en tu local desde un punto de vista económico porque suponen un beneficio fijo al mes. Las máquinas recreativas requieren de unas monedas a cambio de conceder un tiempo de juego (con opción a premio en las máquinas tipo B). Esto se traduce en una recaudación mensual asegurada a final de mes, un ingreso extra que nos ayuda a hacer frente a los numerosos gastos que ocasiona tener un bar.